Fruiturismo son experiencias que te acercan a la esencia más íntima del cultivo del melocotonero.

En Aitona las podrás vivir de la mano de nuestros agricultores y en cualquier época del año.

En primavera las flores del melocotonero tiñen de rosa el paisaje, en verano, con el verde intenso de las hojas, llega la cosecha del fruto, en otoño el paisaje se dora durante la caída de la hoja y en invierno la niebla de Lleida blanquea todos los campos.

¿Te vas a perder las emociones de #AitonaenFlor esta primavera?